¿Qué es un emulador?

Un emulador es un software que permite ejecutar programas o videojuegos en una plataforma diferente a aquella para la cual fueron escritos originalmente. Los emuladores se utilizan para recrear la experiencia de los videojuegos de máquinas recreativas o videoconsolas, en computadoras personales u otras videoconsolas.

Un emulador de Nintendo 64 corriendo Mario Kart 64 en un teléfono Android
Un emulador de Nintendo 64 corriendo Mario Kart 64 en un teléfono Android

¿Cómo consigo los emuladores?

La gran mayoría de los emuladores para PC y Mac son gratuitos y se pueden descargar de las páginas webs de sus desarrolladores. En cuanto a smartphones y tablets, algunos son gratuitos pero en muchas ocasiones los mejores son de pago. Se pueden obtener desde las respectivas tiendas de aplicaciones (Apple Store, Google Play, etc) o en las páginas webs de los desarrolladores.

En esta misma página, dentro de la sección dedicada a cada consola, encontrarás los enlaces a los emuladores recoemendados para cada una de ellas.

¿Son legales los emuladores?

El emulador por si mismo no es ilegal, siempre y cuando se trate de una aplicación que mediante ingeniería inversa consigue replicar las funciones de la máquina a la que emula. Los programadores de este tipo de aplicaciones suelen dotar al emulador de características adicionales que no estaban contempladas en la máquina original, como la posibilidad de guardar partidas, mejoras del vídeo y audio, trucos, etc.

Respecto a la “Rom” de la máquina emulada en sí misma (su firmware o sistema operativo), si los programadores del emulador han conseguido mediante ingeniería inversa crear un Rom propia que funcione igual a la Rom original de la máquina a la que están emulando, es legal (por ejemplo, emuladores de Super Nintendo).

El problema viene cuando el emulador no incluye la Rom de la máquina (por ejemplo emuladores de Atari Lynx), en este caso es necesario usar la Rom original del fabricante de la consola u ordenador, que tiene derechos legales. Para poder usar dicha Rom original es necesario disponer de la consola u ordenador original. Si usamos la Rom sin disponer de la máquina original estaríamos incurriendo en un delito, pero si por el contrario, aun conservamos nuestra consola u ordenador original en principio podremos usar la Rom original del fabricante sin problemas.

Sin embargo, existen Rom que pertenecen a equipos muy antiguos a las que los fabricantes no pueden sacar mayor provecho, que han sido publicadas para que puedan ser usadas libremente.

Recuerda que en esta misma web te ayudamos a encontrar los emuladores, archivos y accesorios necesarios para jugar los videojuegos clásicos. Todo está en el menú de más arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *