La saga Castlevania

Otra serie de acción hardcore de Konami para la NES fue la trilogía caza-Dráculas Castlevania. Y al igual que Contra, Castlevania estaba lleno de una intensa jugabilidad y dificultad elevada. Sin embargo, a diferencia de la embestida de acción inmediata de Contra, el juego del látigo comienza un poco más suave según Castlevania nos va arrastrando dentro de su castillo espeluznante.

Como Simon Belmont, deberemos enfrentarte a todo, desde perros hasta la muerte en persona, en una búsqueda para derrotar a Drácula. El juego es perfecto para los fans del género de terror, con todos los zombies, esqueletos, murciélagos, fantasmas y mucho más. ¿Y quién podría olvidar los jefes molestos medusa que se mueven arriba y abajo y siempre se las arreglan para ponerse en nuestro camino justo cuando estábamos saltando sobre una laguna?

Además de esquivar todos los espeluznantes obstáculos, Castlevania requiere mucha práctica para encontrar la manera de superar cada uno de los niveles, así como las armas secundarias que son apropiadas para cada escenario. La segunda mitad del juego está llena de enemigos que se mueven en patrones eclécticos, lo que requiere ser paciente y esperar el momento adecuado para movernos y atacar. En el momento en que llega al último nivel, cada golpe quita una cuarta parte de la salud, por lo que moriremos rápidamente si no tenemos cuidado.

Como si el Castlevania original no fuera lo suficientemente difícil, Konami retó a los fans más hardcore con dos continuaciones. Además de forzar los límites de habilidad de los jugadores, las secuelas (en particular la tercera parte) también forzó los límites de lo que la NES podía hacer con grandes gráficos de 8 bits.

Recuerda que en esta misma web te ayudamos a encontrar los emuladores, archivos y accesorios necesarios para jugar los videojuegos clásicos. Todo está en el menú de más arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *