Mike Tyson’s Punch-Out!!

Había algo especial en Mike Tyson’s Punch-Out!! que atraía a los niños de los años 80. Tal vez fueran los sprites relativamente grandes que parecía una caricatura, o las personalidades extravagantes de cada uno de ellos. Tal vez fue el desafío de empezar como el boxeador primerizo con el nombre de Little Mac y, finalmente, encontrar la manera de vencer a un rival amenazador. Es difícil poner el dedo en una sóla característica que hizo Punch-Out!! memorable, pero permanece como un clásico icónico que nunca ha sido igualado.

Como Mac, simplemente nos enfrentamos ante un oponente con humor estereotipado tras otro, hasta que finalmente llega el campeón, Mike Tyson (que podría enviarnos a la lona en un solo golpe). Lo que hizo éste diferente de los anteriores juegos de boxeo fuera de la serie Punch-Out!! fue su estilo de juego, gran presentación, y los personajes únicos.

Una vez que juguemos a Punch-Out!! durante varios días y conozcamos los patrones de cada oponente, los primeros 12 boxeadores poco a poco se reducirán a una prueba de memoria y coordinación. Pero una vez que entremos en el ring con Macho-Man, nuestras habilidades se decidirán en función de si podemos esquivar sus golpes Super Macho. Sin embargo, eso sólo será el preludio del más duro jefe de todos los tiempos. Kid Dynamite, él mismo Mike Tyson, enviándonos un sinnúmero de directos y ganchos durante el primer minuto y medio de la lucha.

La mayoría de los jugadores intentarán durar lo máximo posible, o mejor aún, simplemente pasar a través de los noventa segundos de la primera ronda. Vencer la batalla contra Mike Tyson era una simple ocurrencia. Sin embargo, cada escuela primaria en los años 80 tenía un chico que dijo vencer a Mike Tyson, pero no tengo ninguna prueba que lo respalde. Incluso 20 años después, superar a Mike Tyson es uno de los mayores logros de cualquier jugador puede conseguir.

Recuerda que en esta misma web te ayudamos a encontrar los emuladores, archivos y accesorios necesarios para jugar los videojuegos clásicos. Todo está en el menú de más arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *