Final Fantasy II y III (IV y VI en Japón)

El Final Fantasy original para NES puede haber sido un último esfuerzo de Square para mantener la empresa viva, pero consecuentemente introdujo un gran número de jugadores jóvenes americanos al género de videojuegos de rol. Tras el éxito moderado en la NES, Square cosechó los beneficios de llevar la serie a la SNES, y a su vez, intensificó una de las franquicias de videojuegos más exitosas de todos los tiempos.

Final Fantasy II (conocido como Final Fantasy IV en Japón) fue uno de los primeros videojuegos de rol de 16 bit, que muestra el estado de la técnica de la música y la vanguardia gráfica del modo 7. La historia lleva a los jugadores a través de tres mundos separados con un montón de personajes. Final Fantasy II también fue el primer Final Fantasy en establecer el amor como foco de la historia, popularizado por títulos posteriores como Final Fantasy VIII.

El sistema de batalla de Final Fantasy II es un poco diferente, ya que es el primero en utilizar el sistema ATB de lucha (Active Time Battle, Tiempo de Batalla Activo). Con este sistema, no existen turnos, pero podemos atacar a los enemigos mientras todavía están decidiendo qué hacer, y viceversa. Este sistema fue un poco innovador, pero no es muy intuitivo, resultando en una recepción mixta.
Las batallas de Final Fantasy II presentan de vez en cuando “Battlescripting”, que eran trozos de diálogo o eventos de secuencias de comandos que se utilizan como elementos del argumento. Esto ayudó a completar los elementos dramáticos en el juego y llevó la serie más cerca de la experiencia cinematográfica que los fans de Final Fantasy han llegado a conocer.

Para cuando Final Fantasy III (conocido como VI en Japón) apareció en escena, la serie había cogido ya impulso. En esta entrega, el mundo de Final Fantasy ha decidido acabar con la magia y se basa ahora en la máquina de vapor y otras tecnologías de la Segunda Revolución Industrial. La estructura de la sociedad toma el ejemplo de la segunda mitad del siglo 19, con la ópera y las artes plásticas que sirven como motivos recurrentes en todo el juego. Esto sirve como un interesante contraste con los temas de fantasía medieval de la mayoría de los juegos de rol.

En el momento de su lanzamiento, Final Fantasy III contaba con gráficos y sonido sin precedentes, lo que ayudó a que se convierta en una de las primeras historias épicas de la Historia de los videojuegos. Todas estas capacidades técnicas requirieron entonces un impresionante cartucho de 24 megabits, por lo que fue uno de los más grandes juegos de rol hasta ese momento.

Final Final Fantasy III es ampliamente considerado como el mejor juego de la serie, así como el mejor juego de rol de consola de la Historia.

Recuerda que en esta misma web te ayudamos a encontrar los emuladores, archivos y accesorios necesarios para jugar los videojuegos clásicos. Todo está en el menú de más arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *