Saga Donkey Kong Country

Incluso con capacidades gráficas y de sonido por encima de la máquina de 16 bits de Sega, y una sólida biblioteca de juegos, la Super Nintendo todavía tenía que perseguir bastante a Sega para lograr la dominación del mundo. La Genesis/Megadrive logró una base sólida en el mercado y Sega estaba preparando sus sucesoras de 32 bits (tanto la 32X como la Saturn), así que Nintendo tenía que poner todas las cartas sobre la mesa para captar la atención de los jugadores de vanguardia.

Con el fin de dar la ilusión de que la SNES podía generar gráficos de dibujos animados en 3D, los desarrolladores de Rare inventaron una forma de convertir secuencias de animación de 24 bits en un formato que una consola de 16-bit pudiera manejar, creándolos en una estación de trabajo SGI de altas prestaciones y luego portándolos a la SNES.

La técnica fue bastante exitosa, y muchos fanboys de Nintendo en todas partes pudieron apuntaban al juego y burlarse de sus amigos propietarios de Sega Genesis/Megadrive (que más tarde devolvieron la burla con Vectorman). La serie Donkey Kong Country, finalmente se convirtió en la gallina de los huevos de oro para Nintendo, ya que dio lugar a otras dos secuelas sin necesidad de innovar mucho.

En general, cada juego de la serie fue un juego de plataformas sólido con una animación suave y una banda sonora pegadiza. Mientras que los juegos no son tan eternos como la serie de Mario o Zelda, son un viaje nostálgico a la vieja escuela lleno de carreras y saltos.

Recuerda que en esta misma web te ayudamos a encontrar los emuladores, archivos y accesorios necesarios para jugar los videojuegos clásicos. Todo está en el menú de más arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *