Super Mario World 2: Yoshi’s Island

Después del éxito que supuso Donkey Kong Country en la SNES, los fans de Nintendo (y empleados) estaban como locos por ver a Mario en las mismas animaciones 3D prerenderizadas. Al creador de Mario, Shigeru Miyamoto no le gustaba Donkey Kong Country, y en su lugar decidió tomar el próximo juego de Mario en una dirección muy diferente. El resultado fue un burdo estilo de dibujo de lápiz de color que se asemeja a las imágenes de los libros infantiles. El juego también se aprovechó de muchas de las capacidades gráficas de la SNES (como el chip Super FX) y el parallax scrolling. Esta dirección artística combinada con la destreza gráfica de la SNES dio a este juego un toque mágico que sigue siendo impresionante en la actualidad.

Yoshi’s Island era diferente a la trilogía de Mario para la NES, ya que partió de los factores de exploración de Super Mario World y los mejoró en gran manera. Cada nivel tenía ahora una lista de artículos que pueden ser encontrados para obtener una alta puntuación.

La otra gran diferencia en Yoshi’s Island es que en realidad no jugamos como Mario, sino como Yoshi. Yoshi se controla algo así como un cruce entre Kirby y Mario, ya que puede lamer objetos, escupirlos o digerirlos para crear un huevo. Yoshi también puede disparar estos huevos, golpear el suelo y revolotean en el aire por un periodo limitado de tiempo.

Yoshi’s Island no fue tan importante comercialmente como Donkey Kong Country, pero sí muy significativo en términos de diseño. Este juego está lleno de energía creativa y su carácter ha mostrado el camino para juegos con estilos similares. Yoshi’s Island se salió del habitual diseño gráfico realista y abrió las puertas a juegos como Paper Mario, Jet Set Radio y Okami. Trajo nuevos elementos a la serie de Mario y hizo nacer a Yoshi como personaje con personalidad propia.

Recuerda que en esta misma web te ayudamos a encontrar los emuladores, archivos y accesorios necesarios para jugar los videojuegos clásicos. Todo está en el menú de más arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *