La saga Toe Jam and Earl

Tras observar el éxito de Nintendo con Mario como personaje mascota, Sega quería una mascota propia. Los únicos requisitos eran que la nueva mascota tendría que ser tan fácilmente reconocible como Mario, pero diferente de él tanto como fuera posible. Uno de los contendientes finales (además de Sonic) fueron un par de aliens “Funkadélicos” llamados Toejam y Earl, muy frescos y a la moda (para los estándares de la década de 1990). A los ejecutivos de Sega les gustó la idea y el juego, pero Toejam y Earl eran demasiado vagos y estadounidenses en su naturaleza. Toejam y Earl no ganaron el papel de nuevas mascotas de Sega, pero son suficientemente interesantes y únicas como para justificar la creación de su propio videojuego.

El Toe Jam & Earl original es un juego de recolección de objetos relativamente lento, con influencias del hip-hop de principios de los 90, gráficos únicos, y un sentido del humor muy juvenil. Jugamos como dos aliens que están en la tierra en busca de las piezas perdidas de su nave espacial. Tenemos que completar 25 niveles tratando de encontrarlas, y si no lo hacemos, tendremos que volver atrás y buscarlas en cada nivel de nuevo hasta tenerlas todas.

Este juego realmente destaca cuando se juega con dos jugadores, a modo de pantalla dividida. Ambos jugadores pueden cooperar juntos para tratar de encontrar las piezas faltantes de la nave espacial.

A lo largo del juego nos encontraremos con “regalos” que puede ser beneficioso o perjudiciales para la causa. Desafortunadamente no tenemos ninguna posibilidad de saber lo que hay dentro antes de abrirlo. Podría ser un par de alas, para que podamos volar sobre las islas, o podría ser la pérdida de una vida. Es una apuesta que añade un poco de profundidad y estrategia a este juego peculiar, clásico de culto.

El segundo juego de la serie, Panic on Funkotron, se desvió fuertemente del juego original y se convirtió en un juego de plataformas estándar. Esto fue una gran decepción para muchos de los fans del juego, pero es un juego sólido.

En Panic on Funkotron, nuestros amigos extraterrestres accidentalmente han soltado esos repugnantes seres humanos de la Tierra en su planeta natal, Funkotron. Su trabajo es capturar todas esas criaturas repugnantes y enviarlas de vuelta, lanzándoles botes mágicos. Los efectos visuales son fantásticos, con animación de dibujos animados de calidad. El modo de dos jugadores se ha mantenido, pero tiene una sensación diferente ya que ambos deben permanecer en la misma pantalla.

La Mega Drive de Sega tiene una colección de títulos extravagantes pero deliciosos y Toe Jam & Earl fue uno de los primeros que estableció a Sega por delante en términos de creatividad. Este juego de culto rompió la monotonía que trajo el exceso de oferta de juegos de plataformas de desplazamiento lateral. Esta singularidad es la razón principal de que los fans estuvieran consternados por el cambio de formato en la secuela del juego.

Es difícil señalar lo que hace a Toe Jam & Earl destacar, pero todo desde el juego, la música y los personajes está tan bien hecho que se funde en una experiencia inolvidable.

Recuerda que en esta misma web te ayudamos a encontrar los emuladores, archivos y accesorios necesarios para jugar los videojuegos clásicos. Todo está en el menú de más arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *